Envío en 24h | Contra-Reembolso

El papel de las gorras en el deporte

Las gorras son unos de los accesorios más versátiles ya que cumplen, al mismo tiempo, una función estética y otra práctica: se trata de complementos de moda, que también protegen a la cabeza y la cara del sol y del frío. Es por esta última utilidad que hay deportes que cuentan con las gorras como preciados aliados, lo que le permite a los jugadores estar al aire libre y no sufrir las inclemencias del tiempo.

Gorras deportivas: ventajas y utilidades 

No es de extrañar que haya deportes que cuenten con la gorra como parte indispensable de su uniforme. Este complemento, aparentemente simple, no lo es tanto cuando hacemos un recuento de todas las ventajas que brinda a sus respectivos deportes. Las más destacadas son:

  • Evitar deslumbramientos: gracias a la visera, las gorras impiden que los rayos de sol deslumbren a los deportistas.
  • Protección solar: la visera también aporta protección para que la piel de la cara no se queme y el resto de la tela filtra las radiaciones solares para mantener la cabeza a salvo de insolaciones.
  • Protección ante el frío: de la misma forma que la tela de las gorras deportivas protegen contra el sol, también aíslan del frío.
  • Visión nocturna: las gorras reflectantes permiten practicar deporte de forma segura en horario nocturno.

Además de todas estas ventajas, las gorras deportivas también se han convertido en un símbolo de los deportes que las utilizan. Por ejemplo, en el béisbol, estos complementos están tan asociados a su deporte que las gorras de este estilo han adoptado su nombre. Y no podemos olvidar que debemos la popularización de las gorras a este deporte, ya que el equipo Brooklyn Excelsiors las popularizó en 1860, lo que produjo que las gorras de béisbol  saltaran del estadio a la calle.

 

Las gorras en el deporte crossfit

Deportes con gorra

¿En cuántos deportes con gorra puedes pensar? Este accesorio está tan ligado a ciertos deportes que hoy en día ya no nos paramos a pensar en él porque está totalmente integrado con el uniforme. Seguramente, el primero que te haya venido a la cabeza sea el béisbol, deporte en el que incluso los aficionados van al estadio a animar a sus equipos con la gorra de sus colores. En este caso, su utilidad es evitar los deslumbramientos del sol, además de proteger a la piel de la cara de posibles quemaduras. Lo mismo pasa en el caso del golf, del ciclismo, del voley playa y del tenis, todos ellos deportes que se practican al aire libre y, por lo tanto, dejan a los jugadores totalmente expuestos a los rayos directos del sol de forma prolongada.

Los deportes que se practican con caballo, como o la hípica y el polo, por ser al exterior también precisan gorras para la protección solar, aunque en estos casos suelen ser cascos más reforzados para proteger a los jinetes contra las caídas.

Finalmente, el running también puede practicarse con gorra, muy práctica en días soleados y en horario donde aún no ha salido el sol, ya que si es reflectante, permite que los coches y demás vehículos vean a los corredores.

Nos encantan las gorras, no es ningún secreto. Las llevamos en nuestro día a día: para ir a clase, para salir, para completar nuestros looks…¡y en el momento de practicar deportes no podía ser menos!